sábado, 25 de marzo de 2017

BAILE DE LA ROSA 2017

El pasado sábado tuvo lugar en Mónaco el tradicional Baile de la Rosa, que en esta ocasión estuvo presidido por la princesa Carolina, acompañada de Karl Lagerfeld, creador artístico de la decoración, inspirada en el movimiento artístico modernista de la Secessione Viennese.

Para asistir a tan importante noche del calendario monegasco, la princesa Carolina escogió un vestido creado por el señor Lagerfeld, que no dejó indiferente a nadie. Claramente inspirado en un vestido lucido por Emilie Flöge, quien fue compañera del pintor Gustav Klimt, y diseñadora en la Viena de principios del siglo XX. En una foto de la época puede verse a la creadora vienesa luciendo un modelo de gran parecido, que pudo ser creado por Eduard Josef Wimmer-Wisgrill.

 

El vestido muestra, en su parte superior, un motivo geométrico con pequeños triángulos blancos y negros, rematada por una banda de raso rosa, con falda blanca de motivos negros y chispas de oro, rematada con volantes al igual que las mangas.
 

El cuello de cisne, en color negro, aparece decorado con un cuadrado de oro adornado con piedras de colores. La princesa supo complementar su vestido con joyas de su colección personal, inspirándose en el look de Emilie Flöge.
 
Emilie Flöge luciendo un vestido similar en 1909.
 
La princesa estuvo acompañada también por sus hijos Charlotte, Pierre y su nuera Beatrice Borromeo, siendo estos últimos los asistentes que acapararon más atención tras haberse convertido en padres del pequeño Stefano, hace tan solo dos semanas.
 

 
 
Charlotte Casiraghi lució un precioso vestido de Chanel perteneciente a su madre que le sentaba a la perfección. Complementado con su melena en ondas y su pendiente de brillantes, supo lucir con aspecto elegante y juvenil.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
Pierre y Beatrice fueron otros de los protagonistas de la noche tras convertirse recientemente en padres de un niño al que han impuesto el nombre de Stefano, en memoria de su abuelo paterno.
Beatrice lució maravillosa con se vestido azul marino adornado de pedrería, su estola de piel y preciosas joyas.
 

 
 
 
 



 
 
Las rosas son siempre las protagonistas en la decoración del Baile que se titula con su nombre, y que seguirán adornando año tras año esta especial noche primaveral.
 
 
FOTOS: Paris Match - Hola - Palais Princier, Fashion Spot.
 
 

martes, 28 de febrero de 2017

LA REINA MÁXIMA INAUGURA UNA NUEVA EXPOSICIÓN

La Reina Máxima de Holanda ha inaugurado una exposición en el Museo de Dordrecht, que bajo el título "Paraíso Real", recoge las obras del pintor del siglo XVIII, Aer Schouman, famoso por sus pinturas en las que la fauna y flora toman todo el protagonismo.
 
La reina Máxima disfrutó apreciando los detalles de las hermosas acuarelas, recientemente restauradas, y que serán trasladadas al palacio Huis ten Bosch de La Haya, una vez finalizada la exposición.
 
Como es ya habitual en ella, la reina lució elegantísima para la ocasión, vistiendo un modelo color verde aceituna del modisto Natan, que combinó acertadamente con accesorios de color gris, creando el look ideal para ser fotografiada con las bellas acuarelas que conformaban el fondo ideal para ser retratada.
 
 

 

 
 




 
 
 

 
 
 
 

 


 
 

FOTOS: Paris Match y Pinterest

sábado, 28 de enero de 2017

SANTA DEVOTA 2017

Un año más, nos encontramos en los últimos días de enero, y ello significa que Mónaco celebra con devoción a su santa patrona, Santa Devota, con diversos actos religiosos presididos por los príncipes Alberto y Charlene.
 
Este año, la celebración ha contado con dos pequeños protagonistas, los príncipes Jacques y Gabriella, de dos años de edad, que han querido asomarse al balcón de palacio para observar el paso de la procesión con las reliquias de la santa.
 
Los actos comenzaron, como es tradicional, la víspera, día 26 de enero, con la tradicional Misa de las tradiciones y, ya entrada la noche, la quema de la barca en la plaza de la iglesia de Santa Devota, junto a la salutación al Santísimo Sacramento.
 
En la mañana del día siguiente, 27 de enero, los príncipes presidieron la tradicional Santa Misa en la Catedral de Mónaco, celebrada por el Arzobispo Bernard Barsi. Tras la cual, se dirigieron a palacio para estar presentes junto a sus hijos en el balcón y ser testigos de la llegada de la procesión con las reliquias de su santa patrona a la plaza de palacio, para proceder a la bendición de la ciudad y todos los monegascos.
 
 

 
 

 
Los príncipes saludando al Padre César Penzo, capellán de palacio.

 
Las reliquias de Santa Devota llegando a la plaza de la iglesia.
 

 

 
 

 
 




 

 
 





 
 
 

Los príncipes saludando al Arzobispo Bernard Barsi a la salida de la Catedral.
 
 
 
 


La princesa lució un vestido creación de la firma Akris.
 

La procesión dirigiéndose a la plaza del palacio.
 
 
 
 

Los príncipes santiguándose al paso de la procesión.
 
La bendición del mar.
 


 
 
 


 

 
 

 


 

 
 
 
 
 
FOTOS: Paris Match, Hola, Palais Princier